Guardar

Artículos

¿Cómo quitar la grasa del cabello alisado?

¿Cómo quitar la grasa del cabello alisado?

Quienes se realizan alisados progresivos para tener el cabello “lacio impecable” saben que el resultado no es tan perfecto como desearían, ya que una de las mayores quejas de las mujeres que se someten al procedimiento es el aumento de grasa, especialmente en la raíz, por lo que se puede producir la desagradable caspa.

Si eres parte de este grupo de mujeres que buscan la manera de resolver el problema de la grasa en tu cabello alisado, la buena noticia es que existen algunos trucos que hacen posible controlar la producción de grasa para que las mechas queden impecables.

EL ALISADO AYUDA A LA PRODUCCIÓN DE GRASA

Quienes están al tanto de los problemas del cabello, saben que las mechas crespas y rizadas son naturalmente más secas, y tienden a presentar problemas de exceso de grasa en la raíz, porque es más difícil que ésta viaje por las puntas que tienen forma de espiral.

Por eso, al sentir que existe un aumento en la producción de grasa en el cabello de forma progresiva, que es una consecuencia normal de la nueva textura lacia, el exceso de sebo que se produce en el cuero cabelludo se puede repartir de mejor forma a lo largo de las mechas. Pero no sólo eso, se forma una película alrededor del pelo, lo que hace que el óleo tenga dificultades para penetrar en la fibra capilar, y por lo tanto luzca más evidente.

Así que, después de hacer el alisado, es necesario tomar en cuenta que las mechas van a necesitar de cuidados especiales para combatir el exceso de grasa. Por más que las puntas se vean secas, la raíz necesita de un producto de limpieza profunda para que se limpie de manera correcta. Pero, para hacer esto sin dañar las mechas, el consejo es invertir en un shampoo de doble acción, que limpie profundamente la raíz grasosa y que hidrate las puntas.

EVITA LAVAR TU CABELLO PARA NO AUMENTAR LA PRODUCCIÓN DE GRASA

Además de cambiar de shampoo por uno que ayude a conseguir el equilibrio entre la limpieza y la hidratación del cabello, un cuidado que muchas personas ignoran y que hace toda la diferencia con respecto a los tratamientos para las mechas, es la temperatura a la que debe estar la ducha.

El agua caliente, además de dejar las puntas resecas y de abrir las cutículas, hace que sea difícil que el cabello reciba los beneficios de la hidratación, ya que también es la responsable del aumento del exceso de grasa.

Por eso, un consejo esencial para controlar el exceso de grasa del cabello alisado es lavar las mechas con agua fría. Esta recomendación, aparentemente simple, impide que haya un aumento en la producción de sebo, cierra las cutículas para sellar la hidratación y garantizar que las mechas luzcan más brillantes.

En los días en los que baja la temperatura del ambiente, bañarse con agua fría es un sacrificio, por lo que es fácil abandonar esta práctica. Una buena opción en estos casos es lavar el cabello con agua tibia y al final enjuagar las mechas con agua fría.

Las dueñas de las melenas rizadas o crespas saben que sus mechas no se deben de lavar diariamente. Pero por la grasa excesiva que presenta el cabello alisado, muchas mujeres comienzan a lavarse las mechas con mayor frecuencia.

El problema es que este hábito, además de resecar las puntas del cabello, que resultan afectadas con el proceso químico, también se puede provocar el temido efecto rebote, que es cuando el cuero cabelludo siente la necesidad de recuperar los aceites que se retiraron durante la ducha. Para escapar de este problema, el consejo es buscar el equilibrio, lavando las mechas un día sí y un día no.

¿CÓMO USAR EL ACONDICIONADOR Y EL LEAVE-IN?

Independientemente del tipo de cabello que tengas, el uso del acondicionador en la raíz del cabello se debe evitar, pero aquellas que se realizaron un alisado progresivo, deben evitarlo más, ya que las propiedades hidratantes del producto pueden aumentar el óleo del cuero cabelludo. Así que vale la pena usar el acondicionador sólo en las puntas, y distribuirlo con los dedos para que las mechas estén mejor hidratadas.

Así como sucede con el acondicionador, el leave-in también se debe usar solamente en las puntas y en una pequeña cantidad, tan sólo para ayudar a peinar el cabello. También es importante evitar los productos muy pesados y ricos en óleos que se suelen usar en el cabello rizado y crespo, ya que debido a los químicos, el cabello quedará más pesado y grasoso si se usan cremas para peinar equivocadas.


We'd welcome your feedback!

Thank you for visiting our website. You have been selected to participate in a brief customer satisfaction survey to let us know how we can improve your experience.

The survey is designed to measure your entire experience, please look for it at the conclusion of your visit.