Guardar

Artículos

¿Cabello rebelde? Tips para domarlo y peinarlo

Como peinar el cabello rebelde

El cabello rebelde es una condición que algunas mujeres pueden llegar a sufrir, Desde volumen exagerado, "frizz" o simplemente, una imposibilidad de peinarlo, este tipo de cabello logra arruinar el día de muchas. Se puede deber a la genética, a condiciones climáticas o poco cuidado, y se presenta en distintos momentos, aunque a veces predomina en las mujeres de cabello largo.

El cabello es complejo: se compone de tres capas y miles de células. La razón por la que se vuelve muy difícil de peinar es bastante simple: la capa exterior de tu cabello, o sea la cutícula, se asemeja a un techo de tejas, según el dermatólogo Carolyn Jacob: "cuando el pelo es suave, las tejas están planas, pero cuando pasas el cepillo, éste levanta las tejas y se vuelve áspero, causando el conocido frizz ".

TIPS PARA PEINAR EL CABELLO REBELDE

1. No cepilles tu cabello una vez seco, pues esto perturba la cutícula y hace que se pierdan los aceites naturales. La estilista Connie Eeyerlin nos recomienda pasar una toalla seca por el pelo y después cepillarlo con cuidado. Posteriormente agregar un producto anti-frizz o un acondicionador que se deje puesto y no volver a peinar.

2. Recuerda no lavarte el cabello diario, pues remueves los aceites que tu cabellera genera naturalmente. Si sientes que tu pelo está muy grasoso, recomendamos probar los shampoos en seco o sin sulfatos.

3. Busca los acondicionadores con proteínas, éstos ayudan a tratar el "frizz" y a agregar brillo.

4. A menos que tu cabello sea muy fino, utiliza un acondicionador de hidratación profunda cada vez que lo laves, y déjalo actuar por al menos cinco minutos. El cabello rebelde aparece cuando las fibras porosas absorben la humedad del aire, haciendo que el eje se hinche y se transforme en volumen. Con una gran dosis de hidratación será más difícil que el cabello absorba mucha humedad.

5. Antes de aplicar cualquier tipo de herramienta con calor (secadora, tenazas o planchas) protege las fibras capilares con un protector del calor que ayuda a que sea visiblemente sedoso y fácil de peinar. Recomendamos aplicarlo sobre todo en las puntas, que siempre se dañan más fácil.

6. Utiliza un poco de tu acondicionador preferido para peinar el cabello húmedo. Sólo agrégalo al peine o al cabello directamente antes de que se seque.

LA VISITA AL ESTILISTA

Las puntas son lo primero en dañarse por ser las que más alejadas están del cuero cabelludo y no siempre les llegan los aceites naturales que genera el cuerpo para mantener el cabello visiblemente hidratado.

Debes ir con tu estilista al menos una vez al mes para deshacerte de las puntas dañadas y así mantener un cabello visiblemente sano.

We'd welcome your feedback!

Thank you for visiting our website. You have been selected to participate in a brief customer satisfaction survey to let us know how we can improve your experience.

The survey is designed to measure your entire experience, please look for it at the conclusion of your visit.