Guardar

Artículos

Cómo atenuar los daños del alisado permanente

Atenuar daños del alisado permanente

Hay diversos tratamientos químicos que se utilizan en las estéticas o se aplican a domicilio para alisar el cabello de manera permanente o semi permanente, como el tratamiento de queratina, alisado japonés, nanoqueratina, brasileño, entre otros. Todos emplean procesos similares y todos dañan el cabello en cierto grado.

Cualquier cambio que le hagas de manera permanente con un químico al pelo, implicará un cambio del mismo, por lo que siempre se sufrirá algún tipo de daño en la melena. Es por esto que antes de realizar este tipo de procedimientos debemos tomar en cuenta ciertas precauciones y llevar a cabo cuidados capilares específicos para un cabello alisado con químicos.

CÓMO SE ALTERA LA ESTRUCTURA DEL CABELLO CON UN ALISADO PERMANENTE

El cabello está formado de tres estructuras principales, la cutícula, el córtex y la médula. La parte más extensa es el córtex, que está compuesto de proteínas. Para poder alisar el pelo de cualquier manera es necesario alterar el córtex.

Hay tres tipos de enlaces en el cabello: enlaces de hidrógeno, enlaces iónicos y enlaces covalentes, que requieren diferentes intensidades de energía para romperse. Se clasifican los alisados en función del tipo de enlace que se rompe en el proceso: los alisados semi permanentes atacan a los enlaces de hidrógeno y los enlaces iónicos, mientras que los alisados permanentes afectan a los enlaces covalentes. Romper los enlaces covalentes requiere de mayor energía.

A pesar de que los alisados son permanentes se tienen que retocar cada seis meses aproximadamente para que la raíz no luzca ondulada. No se recomienda el uso del formaldehído para el tratamiento de alisado.

TIPOS DE ALISADOS PERMANENTES

Los alisados más comunes que podemos encontrar en los salones de belleza son los tratamientos de queratina y el alisado japonés. El tratamiento semi permanente de queratina suaviza y reduce las ondas en el cabello y su intensidad no es tan alta. Une reductores suaves que no causan cambios sobre los enlaces disulfuro pero que sí afectan a la cisteína libre, añadiendo el efecto del calor. Para su realización se emplea un shampoo alcalino que ayuda a abrir la cutícula. Es la opción menos agresiva.

El alisado japonés por su parte, es de los más agresivos. Es un alisado permanente de intensidad variable que usa tioles como agentes reductores. El alisado de queratina permanente, también conocido como brasileño, se afirma como progresivo y de menor intensidad que el japonés, aunque el agente reductor es el mismo.

Los alisados permanentes se han vuelto cada vez más populares, por lo que hay muchos nombres distintos para estos procedimientos que tienen pequeñas variaciones, como la nanoqueratina o el bótox capilar, pero realmente todos son similares.

En lo que tenemos que poner atención a la hora de elegir el tipo de alisado es en el agente reductor que se usa y la intensidad del alisado. Los semi permanentes no afectan a los enlaces de disulfuro significativamente, mientras que los productos que usan hidroxiácidos son los más fuertes.

Todos son alisados químicos, por lo que modifican en mayor o menor medida los enlaces covalentes del pelo, aunque el químico usado y el proceso puede variar, en cada caso el objetivo es conseguir un cambio que permanezca en el pelo al menos unos meses o un tiempo definido.

PRECAUCIONES PARA ANTES DE REALIZARSE EL ALISADO

Antes de elegir el tratamiento para alisar el pelo se deben tomar en cuenta las características de cada cabello, si es delgado, abundante, es poroso, está maltratado, fue tratado químicamente con decoloraciones, etc. El tiempo de exposición del cabello a los químicos y la manera de aplicarlos deben escogerse de acuerdo a lo anterior.

Se debe tener especial cuidado si el cabello es muy largo y se tienen las puntas dañadas o si está teñido. No se recomienda realizar el alisado en el cabello decolorado, con mechas o luces, o tratados con henna o sales metálicas.

El alisado se debe realizar por un profesional en un lugar confiable. El profesional debe usar guantes y el lugar debe tener buena ventilación. Antes de realizar el procedimiento se deben hacer pruebas de tolerancia a los químicos en una mecha.

PRECAUCIONES PARA DESPUÉS DE REALIZARSE EL ALISADO

Si se realiza un alisado no alcalino no se debe tocar el pelo en un par de días, para que la oxidación se dé lo mejor posible. Después de aplicar los químicos en el cabello éste quedará muy frágil, por lo que debes tratarlo con mucho cuidado en los días posteriores.

El pelo sufre un daño químico con el alisado, así que busca productos especiales para el cabello dañado como shampoos, acondicionadores, cremas para peinar y mascarillas hidratantes.

Evita lo más posible usar aparatos como la secadora, plancha o las tenazas, ya que suelen maltratar más el pelo.

Toma en cuenta que todos los alisados cambian aspectos del pelo que a la larga dañan la cutícula y modifican la calidad de la fibra capilar. En el caso de los alisados semi permanentes el daño se percibe más rápido porque el tipo de cambios que generan duran menos tiempo.


We'd welcome your feedback!

Thank you for visiting our website. You have been selected to participate in a brief customer satisfaction survey to let us know how we can improve your experience.

The survey is designed to measure your entire experience, please look for it at the conclusion of your visit.