Nutre desde la raíz hasta la punta. Reestructura la fibra capilar. El cabello crece más fuerte.