Guardar

Artículos

Teoría del color: combinar cabello, ropa y maquillaje

teoría del color de cabello

No es fácil elegir la ropa que va mejor con tu cabello recién teñido, o incluso la que va con tu cabello natural. En ocasiones, el círculo cromático y la teoría del color pueden ayudarte a tomar la decisión correcta, por eso en esta nota te presentamos recomendaciones para armonizar tu look y algunos secretos de los expertos.

Para saber cómo escoger la ropa ideal para tu tono de piel, debes tener en cuenta la teoría del color, esta teoría siempre te orientará y ayudará a obtener un contraste más armónico entre tu ropa, cabello y piel. Dicen que las morenas van mejor con tonos amarillos y que las rubias resplandecen con el rojo, esto resulta de la la correcta aplicación del círculo cromático, que puede usarse sin importar qué tono de piel o de cabello tengas.

Para seguir la teoría del color es necesario consultar el círculo cromático y trazar una línea recta a partir del color del cabello, el resultado será una escala de colores claros y oscuros con la que podrás armonizar tu ropa y tu cabello.

LOS COLORES INDICADOS PARA CADA TIPO DE PIEL

Las rubias necesitan contrastes fuertes, de otro modo el tono claro de su cabello lucirá sin vida. Si llevas una tonalidad dorada o miel en tu pelo, es recomendable usar rojo, negro, azul, verde y rosado, colores que contrastan e iluminan la piel. El tono plateado también es ideal, pues tiene una base incolora que brilla con el cabello, de esa manera lucirás menos pálida. Evita los colores neutros como el beige, nude y amarillo claro, porque le quitarán luz a tu look.

Los colores neutros, como el castaño, ya sea con luces o sin ellas, van mejor con tonos neutrales que no opaquen a los otros colores. Por ejemplo, a las morenas les queda mejor el morado, el rojo y el azul.

La gama de tonalidades amarillas, es una de las más difíciles de combinar a pesar de que van bien con tonos de pieles cálidas, como las morenas intensas o de un acabado oliva. Los tonos de pieles morenas lucen bien con los tonos cítricos, porque de esa forma su apariencia no se ve sobrecargada, sino que logran un look armónico.

La misma teoría se aplica a las chicas con cabello rojo o cobre, pueden atreverse a llevar colores que creen contrastes fuertes y que enciendan aún más el tono del cabello, para ello los mejores son verde, azul, rojo intenso y el dorado. Deben tener cuidado con los tonos que se acerquen al de su cabello, pues de esa manera no resaltarán.

LOS GRADOS DE LA TEORÍA DEL COLOR: "alto", "mediano" y "bajo"

Existen tres grados de contraste según la teoría del color, por lo que el contraste entre el color del cabello y el tono de piel deben ser analizados cuidadosamente. El grado "mediano" se refiere al tono que está entre el tono de la piel y el cabello, por ejemplo, una chica morena con cabello castaño claro debe usar tonos diferentes dentro de la misma escala, como el arena y el chocolate.

El grado "bajo" consiste en la diferencia casi nula en los colores, por ejemplo, chicas muy blancas con cabello rubio o muy morenas con cabello oscuro. En estos casos debe crearse un look armónico, escogiendo un color neutro que sea cercano al tono principal o uno que llame más la atención, de esta manera la mejor opción para las rubias será el color rosado y en las morenas el tono anaranjado.

Así que si tu cabello quedó con un tono igual al de la caja, contrástalo con tu tono de piel y tu ropa mediante una buena combinación de los colores, si sigues estos consejos tu cabello resaltará todavía más.


We'd welcome your feedback!

Thank you for visiting our website. You have been selected to participate in a brief customer satisfaction survey to let us know how we can improve your experience.

The survey is designed to measure your entire experience, please look for it at the conclusion of your visit.