Guardar

Artículos

¿Tener la piel del rostro grasosa y del cuerpo seca es normal?¡Descúbrelo!

El exceso de grasa en la cara  afecta a muchas chicas, que tratan de resolver el problema de diferentes formas. Aunque la piel del cuerpo tiende a ser menos grasosa, es muy común que estas mujeres la tengan reseca, especialmente en la temporada de frío. ¡Descubre por qué! 

GLÁNDULAS SEBÁCEAS ABUNDAN EN LA CARA Y EL CUERO CABELLUDO 

La principal razón de que surja este tipo de desequilibrio entre la piel del rostro y la del cuerpo es por la localización de las glándulas sebáceas, que a pesar de que están distribuidas por todas las áreas de la piel se concentran especialmente en la cara y en el cuero cabelludo. Por eso, el exceso de grasa se produce  en esas regiones y hace que el aspecto de la parte  externa de la dermis luzca diferente.

PRODUCCIÓN DE GRASA  E HIDRATACIÓN NO SON LO MISMO  

Aunque fácilmente se confunde la producción de grasa con la hidratación,  se trata de  dos aspectos distintos de la piel  que deben tratarse de diferentes maneras. La primera es la cantidad de grasa o de aceite presente en la dermis;  la segunda es el nivel de agua de la misma.

Una piel sana  presenta una cantidad de grasa y de agua equilibradas, pero cuando existe un desequilibrio la piel puede considerarse seca o grasosa. Puede estar seca debido a la falta de grasa, de agua o de ambas;  la piel grasosa puede tener exceso de grasa, pero falta de agua y de hidratación. Por lo tanto, la piel del rostro grasosa y la del cuerpo seca reflejan falta de hidratación y un nivel de producción de grasa más elevado por parte de las glándulas sebáceas.

EL CUIDADO  DEL ROSTRO Y DEL CUERPO DEBEN SER DIFERENTES 

En estos casos, la rutina adecuada consiste en separar los cuidados de acuerdo a las necesidades específicas de la piel del rostro y la del cuerpo. Para un rostro grasoso con falta de hidratación, es esencial usar una línea de limpieza profunda en conjunto con un hidratante ligero, libre de aceite y hecho a base de agua.

Para la piel seca del cuerpo, es fundamental invertir en una crema o en una leche hidratante muy rica, hecha a base de aceite o de agua, para que hidrate y mantenga la humedad natural de la piel.

PROTECCIÓN SOLAR Y CONSUMO DE  AGUA PARA UNA PIEL HIDRATADA  

Además de la rutina de belleza, algunos cuidados pueden ayudar a regular los niveles de hidratación y de grasa en la piel. La protección solar es indispensable para el día a día, ya que los rayos ultravioleta estimulan la  producción de sebo y reducen el agua presente en la piel, dejándola deshidratada. También es fundamental  beber agua para garantizar que las células que componen el tejido cutáneo se hidraten.


We'd welcome your feedback!

Thank you for visiting our website. You have been selected to participate in a brief customer satisfaction survey to let us know how we can improve your experience.

The survey is designed to measure your entire experience, please look for it at the conclusion of your visit.