Guardar

Artículos

Mascarillas para cada tipo de piel

Multimasking es la técnica en la que se utilizan varias  mascarillas de arcilla en las diversas  áreas del rostro. La combinación de mascarillas es ideal, ya que cada una realiza una función específica y trata variadas imperfecciones, como el exceso de grasa, el aspecto opaco y  las líneas de expresión, entre otras. 


Quienes presentan imperfecciones en la piel  pueden apostar por el uso de mascarillas de arcilla, como la verde, la roja y la negra, que suavizan las inflamaciones y equilibran la cantidad de grasa.  Aprende a hacer el mulltimasking.


DESCUBRE LAS NECESIDADES DE LA PIEL CON TENDENCIA ACNÉICA 


No hay reglas para hacer el multimasking; después de todo, cada mujer tiene la piel diferente, aunque  tenga la piel grasosa o con imperfecciones. La ventaja es que todos los colores de mascarillas faciales con arcillas absorben la grasa gracias a sus activos naturales. El secreto para hacer un multimasking correcto es conocer en dónde están las imperfecciones.


Por ejemplo, ¿en qué  parte del rostro sueles tener más espinillas? ¿En qué área presentas cicatrices y manchas de espinillas? De esta forma será más fácil saber qué color de arcilla aplicar.


QUÉ COLOR DE ARCILLA APLICAR EN CADA ZONA DEL ROSTRO  


Arcilla verde: es matificante;  es decir, reduce la grasa. Evita la aparición de espinillas y  previene las imperfecciones y los puntos negros. Limpia los poros e impide que se oxide la grasa, por eso el consejo es utilizar dicha mascarilla en donde la piel es más grasosa y en donde se producen más espinillas, como por ejemplo, la zona T, que abarca la frente, la nariz y la barbilla. Si tienes espinillas en las mejillas, como muchas mujeres adultas, también puedes aplicar la arcilla verde en esta área.


Arcilla negra: trata las partes del rostro  con cicatrices y manchas de imperfecciones, debido a su función iluminadora. Como contiene carbón activado en su composición,  desintoxica de inmediato la superficie de la piel, reduce las áreas oscuras con espinillas y las zonas con piel opaca. 


Arcilla roja: tiene una acción exfoliante. Retira las células muertas y activa la circulación sanguínea. El consejo es utilizarla en las áreas de la cara que no tiene imperfecciones, pero que suelen tener de vez en cuando. Por lo general se compone de algas rojas, que son suaves y que no dejan la piel “jalada”, lo que también es una ventaja para las pieles maduras.


We'd welcome your feedback!

Thank you for visiting our website. You have been selected to participate in a brief customer satisfaction survey to let us know how we can improve your experience.

The survey is designed to measure your entire experience, please look for it at the conclusion of your visit.