Guardar

Artículos

Cómo hacer un alisado permanente sin dañar el cabello

Muchas mujeres sueñan con tener el cabello completamente lacio, y para conseguirlo recurren a procedimientos químicos, como los alisados permanentes.Sin embargo, antes de hacer cualquier procedimiento de este tipo en tu melena es muy importante que sepas de qué manera vas a tener que cuidar tus mechas, para que éstas no se maltraten y se mantengan visiblemente saludables y brillantes.

Hazte un alisado permanente sin dañar tu cabello

Afortunadamente cada vez hay más opciones de procedimientos para alisar el cabello entre los que puedes elegir el que más te convenga, incluso puedes alisar las mechas de manera temporal, progresiva o definitiva, algunos de los métodos más conocidos son el alisado japonés, el brasileño, el tratamiento de queratina y la nanoqueratina, entre otros. Consulta a tu estilista de confianza para que te diga cuál es la mejor opción para tu tipo de cabello y su estado.

Invierte en una línea de productos reparador de daños químicos en el cabello

Al someterte a este tipo de tratamientos, las mechas pierden protección y quedan más frágiles y propensas al quiebre. Lo ideal es que inviertas en tratamientos capilares que ayuden a nutrir y fortalecer el cabello, como shampoos, acondicionadores, cremas para peinar y tratamientos especiales para cabello dañado, que combatan la resequedad, el quiebre, las puntas abiertas, la falta de brillo y de movimiento, problemas que se producen al aplicar los químicos que alisan a las mechas.

Cuida tu cabello, no lo expongas al calor ni al sol

Para que el alisado te dure por más tiempo, estos procedimientos suelen durar entre 3 y 8 meses, dependiendo del tipo de alisado, debido a que aunque son permanentes la raíz comienza a crecer con su aspecto natural; no te laves el cabello con mucha frecuencia, y no lo expongas al sol, al cloro de las albercas y ni al agua de mar.

Como el calor daña las mechas, especialmente a las que han pasado por procesos químicos, además de protegerte del sol; trata de no usar la secadora, la plancha, ni las tenazas, y si vas a usar estos aparatos prefiere aplicar antes un protector de calor.

Es muy importante que respetes el tiempo de descanso entre un procedimiento y el siguiente, para que tu cabello se recupere de los químicos que se le aplicaron previamente cuando se vaya a retocar. Si no te gusta el aspecto de la raíz de tu melena antes del retoque, puedes llevar a cabo varios trucos para ocultarla, como usar tiaras, diademas, o cintas, entre otras cosas.


We'd welcome your feedback!

Thank you for visiting our website. You have been selected to participate in a brief customer satisfaction survey to let us know how we can improve your experience.

The survey is designed to measure your entire experience, please look for it at the conclusion of your visit.