¿GRANOS?: ¿QUÉ SON, POR QUÉ SE PRODUCEN Y CÓMO EVITARLOS?

Una buena higiene facial es la clave para contrarrestar la aparición de granos.

COMPARTIR

Los granos, producidos por una obstrucción superficial de la piel no son lo mismo que las espinillas y el acné, por lo cual su forma de tratarlos es bastante distinta. Hoy nos adentramos en sus características, causas de aparición y consejos para mantenerte alejado de ellos con una guía de útiles recomendaciones.

Una piel lesionada es sinónimo de espinillas y en casos más severos de acné. Sin embargo, antes de que se presenten ambas condiciones, si notas que tienes granos, la principal causa de ello es el descuido de la higiene facial y el uso de productos cosméticos inadecuados. Te invitamos a reconsiderar tu rutina de cuidados conociendo con mayor profundidad de dónde vienen y cómo anticiparse a su aparición.

El ABC de los granos: Cuándo y cómo prevenir su presencia

Los poros del rostro son muy sensibles a la suciedad, lo cual provoca que se obstruyan muy rápido con el uso de productos equivocados, la contaminación o la misma grasa que produce la piel. En muchas ocasiones los granos aparecen porque no sabemos cómo prevenirlos y cómo cuidar apropiadamente la piel.

→ Si posees una piel grasa o mixta debes alejarte del uso de cremas con una base grasosa. Inclínate por aquellas que tienen ingredientes acuosos, porque son una mejor alternativa para prolongar la limpieza de los poros.

→ Cada producto que apliques sobre el rostro debe ser el adecuado para la zona. Las cremas hidratantes y los exfoliantes deben ser especiales para el rostro, pues el cutis es mucho más delicado y sensible que la piel del resto del cuerpo.

→ Es importante reconocer cuándo el rostro necesita cuidado. Por ello, la rutina básica consiste en realizar una limpieza facial diario, una exfoliación semanal y una limpieza profunda cada una o dos semanas. Esta última práctica sirve para eliminar de manera profunda la grasa que se encuentra en los poros. La clave está en la constancia.

→ El ejercicio y la sudoración son una alternativa eficiente para mantener los poros limpios. Intenta hacer que éste sea un hábito para que te ayude a cerrar los poros abiertos y a disminuir la probabilidad de que aparezcan granos.

→ Recuerda no apretar los granos. Aunque estén en la superficie de la piel, intentar quitarlos podría causar irritaciones o inflamaciones innecesarias. Lo mismo sucede en caso el de las espinillas y el acné, los cuales incluso podrían dejar marcas irreversibles sobre la piel del rostro. Por lo tanto, si notas la presencia de un grano, deja que siga su curso natural de crecimiento hasta que desaparezca,

MÁS SOBRE CUIDADO FACIAL

We'd welcome your feedback!

Thank you for visiting our website. You have been selected to participate in a brief customer satisfaction survey to let us know how we can improve your experience.

The survey is designed to measure your entire experience, please look for it at the conclusion of your visit.