Guardar

Artículos

Una guía para aliviar ojos cansados y con ojeras

Todas hemos vivido ese momento de “oh Dios mío”: nos vemos en el espejo una mañana y ahí están las ojeras o los ojos hinchados. Para algunas, las ojeras son cosa de todos lo días (esta editora, por ejemplo, ha sido bendecida con unas ojeras genéticas muy tenues -por suerte) pero si no forman parte de tu complexión, hay un par de causas probables, cosas que puede que estés haciendo y que tienen solución.


Primero, es importante entender que la piel al rededor de los ojos es la mas delgada de todo tu cuerpo, y como tal es la más sensible al cambio. Desde la acumulación de líquidos hasta frotar continuamente la piel al aplicar el maquillaje, esta zona es mas susceptible al daño que el resto del cuerpo. Los dos problemas principales que vemos en el área de los ojos son, además de las arrugas, la hinchazón o bolsas y las ojeras. Aquí te decimos porqué.


Ojos hinchados

La hinchazón tiene varias causas: desde un resfriad, una infección de sinusitis o las alergias de la temporada, hasta consumir alimentos ricos en sal, o ver la película que te hace llorar a mares antes de ir a la cama. En realidad, todo se reduce al proceso de osmosis: el agua se mueve de las áreas con una baja concentración de sal a las áreas con una concentración más alta, en un esfuerzo por balancear los niveles de sodio. Así que, si anoche estuviste llorando por ver esa película o te comiste una bolsa entera de galletas saladas, tu cuerpo lo va a tratar de compensar.


Una causa de ojos hinchados puede ser la forma en que duermes. Dormir de lado o sobre el estómago causa que los fluidos se concentren en los ojos (si este es el caso, dormir del lado derecho hará que se hinche más el ojo de ese lado). No es fácil cambiar, pero si este es tu problema ¡intenta dormir boca arriba!


Otras causas de la hinchazón incluyen: frotarte los ojos con frecuencia o dormir con maquillaje. Esto no solo causa arrugas y erupciones, sino que también es una causa de que se hinchen los párpados. Corrige estos hábitos y evitarás el problema. Si tiendes a retener líquidos por las comidas con exceso de sal, intenta comer plátanos o pasas entre comidas. Si tu problema son las lágrimas, puedes aplicar una compresa fría o bolsitas de te frías sobre el párpado inferior para reducir la hinchazón.


Ojeras

Por lo general las ojeras se asocian al cansancio, pero su aparición puede deberse a muchas otras causas. ¡Desafortunadamente, algunas de nosotras las traemos de nacimiento! La genética siempre tiene algo que ver y los problemas de pigmentación en la parte inferior de los ojos es muy común entre la gente de origen asiático o africano. La otra causa inevitable de la ojeras es simplemente la edad: la piel se vuelve más fina a medida que envejecemos y como esta zona es ya bastante delgada, esto aumenta la visibilidad de los pequeños vasos sanguíneos presentes en el área. Con los años, a medida que se pierde volumen en el contorno de los ojos, también se hace más evidente el hueso orbital, dando la apariencia de un círculo oscuro.


Así que pregúntate esto: ¿las ojeras tienden a ser azules o café? Las ojeras cafés normalmente se deben a la primera de las dos causas: la genética. Aunque también pueden ser el resultado de la hiperpigmentación, causada por frotar los ojos con frecuencia y una exposición excesiva al sol. Intenta utilizar una crema que contenga soya o cítricos y que gradualmente aporte brillo a la piel, en un lapso de seis semanas, y evita frotarte los ojos. Como de costumbre, el bloqueador solar es clave para tu seguridad, ¡y para mantener una piel resplandeciente!


Si los círculos son azulosos, es porque la sangre se concentra en la zona debajo de los ojos y por lo general es más visible en las mañanas. Cuando duermes, los fluidos se acumulan y tus venas se expanden para almacenar una mayor cantidad de sangre. La falta de sueño también contribuye a la aparición de ojeras ya que tu piel está ve más pálida y el contorno de los ojos parece más hundido. Con la edad, este tipo de ojeras es más frecuente debido al adelgazamiento de la piel, que deja ver los vasos sanguíneos.


Hay un par de soluciones rápidas para las ojeras; la más común es el maquillaje. Escoge un corrector que armonice con el tono de tu piel (puede que te hayan dicho que utilices uno un poco más claro, ¡pero esto nunca se ve bien!). Si tienes círculos tenues usa una formula líquida; para las ojeras más oscuras vas a necesitar un corrector en crema. Si tienes la piel delgada, puedes probar con cremas que tengan cafeína, la cual actúa como vaso constrictor y temporalmente estimula la circulación. Puedes ganarle a las ojeras aplicando diariamente una crema de noche. Los productos con ácido hialurónico suavizan el área e hidratan la piel, mientras que las que contienen ácido retinoico engrosan la piel y disimulan el tono oscuro. Como de costumbre, te recomendamos aplicar el corrector o la crema en el contorno de los ojos, con pequeños golpecitos muy suaves desde el extremo del ojo hacia adentro.


Para más tips de belleza y peinado y conocer las tendencias más recientes para el cabello, maquillaje y moda, visita StyleList.com

We'd welcome your feedback!

Thank you for visiting our website. You have been selected to participate in a brief customer satisfaction survey to let us know how we can improve your experience.

The survey is designed to measure your entire experience, please look for it at the conclusion of your visit.